Repensando la movilidad

El papel del diseño en la ayuda a la movilidad y en la eliminación del estigma de la vejez

Article image

Muchos de nosotros subestimamos el poder movernos libremente y con facilidad sobre nuestras dos piernas. Pero a medida que nos hacemos mayores, nuestros cuerpos tienen menos capacidad para soportar la tensión que experimentan nuestros huesos, músculos, articulaciones, tendones y todas las partes de nuestra anatomía que nos permiten permanecer de pie. Llega un momento en que necesitamos ayudas a la movilidad para desplazarnos desde A hasta B. Sin embargo, los aparatos que utilizamos para ayudarnos han sido tradicionalmente funcionales, aunque poco agradables estéticamente.

El scooter eléctrico, el andador o incluso el modesto bastón pueden, por lo tanto, tener asociaciones negativas con la vejez. Por esta razón, los diseñadores están creando nuevos productos mejorados de ayudas a la movilidad y permiten a las personas mayores desplazarse, a la vez que emplean un estilo y una ergonomía mejorados para ayudarles a mantener su dignidad. Desde simples actualizaciones de diseños reconocidos a innovadoras prendas de alta tecnología, estos productos ofrecen a los usuarios una nueva oportunidad en la vida, llena de positivismo y energía que les anima a continuar activos durante más tiempo.

Scooter for Life

Uno de estos productos es el Scooter For Life, diseñado por los expertos en transporte PriestmanGoode para la exposición de 2017 New Old en el Design Museum de Londres. El concepto combina un patinete y un carro de la compra en un único producto que puede transformarse fácilmente en una u otra versión. Las tres ruedas proporcionan mayor estabilidad al patinete y su amplia base dispone de una superficie antideslizante. Una bolsa de tela en la parte frontal puede almacenar las compras de alimentos o ropa, u otros efectos personales necesarios para el usuario.

La idea es que estos vehículos pueden ser utilizados por cualquier persona, de cualquier edad y ser apropiados para los usuarios durante toda su vida. Una apariencia neutral y moderna ayuda a lograr este objetivo, aunque existen una variedad de colores disponibles para adaptar el patinete a la personalidad del usuario.

«Sin duda existe un estigma asociado a las ayudas a la movilidad, y estábamos convencidos de que nuestra solución lograría abordar este problema», comenta el cofundador del estudio Paul Priestman. «Muchos de los usuarios con los que hablamos opinaban que las soluciones existentes les hacían sentir como si tuvieran un pie en la tumba. Por ello queríamos diseñar algo que fuera a la vez bello y extremadamente práctico».

No Country for Old Men

Para su proyecto No Country for Old Men, el dúo italiano-singapurense Lanzavecchia + Wai diseñó una serie de ayudas a la movilidad que parecen más apropiados para el hogar que para un hospital. Las piezas de mobiliario van desde bastones con ruedas que actúan como mesillas y cestas porta-objetos a sillas que ayudan al usuario a levantarse. Estos objetos son intencionadamente discretos, se integran en el entorno doméstico y lo complementan, más que parecer piezas de movilidad especializadas.

Por lo tanto, se pretende que los usuarios se sientan menos incómodos al dejar estos elementos a la vista y que incluso los conviertan en parte de sus hogares. Los diseñadores definen esta familia de productos como «no solo atentos a las dificultades diarias a las que se enfrentan las personas mayores, sino también como complemento de nuestros espacios domésticos y la pereza adquirida».

Auro Powered Clothing by Yves Behar’s studio Fuseproject helps activate elderly peo-ple’s muscles
Auro Powered Clothing, de Yves Behar/Fuseproject, proceso Superflex. Imagen Fuseproject

Aura Powered Clothing

En la exposición New Old también se presentó Aura Powered Clothing, obra del estudio Fuseproject, de Yves Behar, un traje que utiliza impulsos eléctricos para activar los músculos del usuario. Esta malla de cuerpo entero fabricada en un material flexible y muy ligero, que se lleva debajo de las prendas de vestir habituales, incluye motores insertados en cápsulas hexagonales. Los conjuntos de cápsulas se alinean con los grupos de músculos en la parte superior de la espalda y en los muslos y se conectan con la parte inferior de la espalda y las caderas. Utilizando la inteligencia artificial, los sensores detectan los movimientos del usuario y activan los motores para ajustar las bandas ocultas en el tejido, proporcionando soporte lumbar y apoyo al andar, sentarse y estar de pie.

Actualmente un prototipo, el traje fue creado junto con la empresa de robótica Superflex y continúa en desarrollo. Pero el concepto es un ejemplo de cómo en un futuro muy cercano, prendas discretas podrán ayudar a las personas mayores a realizar sus actividades diarias más fácilmente, sin ser llamativas.

Go Wheelchair by Benjamin Hubert/Layer is a customisable seat shell that helps elderly people in reducing pressure points, and avoiding pain or injury.
Go Wheelchair, de Benjamin Hubert/Layer. Imagen Layer

Go Wheelchair

Las nuevas tecnologías también han sido utilizadas por el estudio de diseño Layer, fundado por Benjamin Hubert, para crear «la primera silla de ruedas impresa en 3D del mundo». Con un asiento y un reposapiés personalizables, una estructura muy ligera y finos radios en las ruedas, este diseño se aleja de las toscas y engorrosas sillas de ruedas a las que estamos acostumbrados. El producto fue desarrollado por la empresa de impresión en 3D Materialise para proporcionar mayor confort y facilidad de uso, y no está dirigida únicamente a la población de más edad. El cuerpo de cada usuario es diferente, por lo que los elementos a medida son esenciales para reducir puntos de presión y evitar el dolor o las lesiones.

«Hemos escuchado las opiniones de usuarios de sillas de ruedas y de profesionales médicos y las hemos traducido en ideas que nos han ayudado a transformar la silla de ruedas tal como la conocemos hoy en día», explica Hubert.

Otros avances recientes en el diseño de sillas de ruedas incluyen ruedas con resortes en vez de radios, que absorben los impactos y proporcionan un mayor confort de uso, y estructuras fabricadas en grafeno, muy resistentes e increíblemente ligeras, y por lo tanto más fáciles de autopropulsar. Todas estas mejoras combinadas están transformando un aparato anticuado pero esencial.

Ya sea audazmente futurista o satisfactoriamente sencilla, esta nueva ola de productos de ayuda a la movilidad promete no solo ayudar a las personas mayores a desplazarse, sino también transformar nuestra mentalidad sobre su uso. El diseño juega un papel esencial en la eliminación del estigma de la edad y en mantener a la generación de mayores en movimiento.

Imagen principal: Colección No Country for Old Men, Lanzavecchia + Wai. Imagen © Davide Farabegoli

Suscríbete a la newsletter