Los Reinos de los animales – zoos de la última generación

En los zoos de la próxima generación el bienestar se pone al mismo nivel que el entretenimiento

Article image

¿Qué es lo que define a un buen zoo? Algunos pueden decir que el concepto de «buen zoo» no existe. Las cuestiones éticas siempre emergen cuando se discute la idea de los animales encerrados. Últimamente, este sentimiento se ha arraigado más, debido a una comprensión más profunda de la psicología animal. Las preocupaciones medioambientales también originan preguntas sobre cómo los humanos y los animales perciben los zoos.

Pero lo cierto es que los arquitectos de zoos actuales se están replanteando los hábitats artificiales para animales y están concibiendo soluciones de diseño para unos zoos más dinámicos, inmersivos, con credenciales ecológicas que proporcionan un mejor cuidado para los animales. De hecho, la arquitectura de animales en zoos es una nueva tipología en el mundo del diseño. Incluso Sir Norman Foster ha diseñado un zoo, una casa para los elefantes en el Zoo de Copenhague.

La casa del elefante de Foster + Partners
La casa del elefante de Foster + Partners. Imagen de Nigel Young

Otros zoos de la próxima generación incluyen el nuevo aviario para mariposas de los arquitectos alemanes 3Deluxe, ubicado en la isla Al Noor, en los Emiratos Árabes. La forma poligonal del pabellón encierra un ecosistema artificial formado por un biotopo de bosque pluvial dentro de una piel climática sellada. El aviario destaca por su cubierta decorada con un patrón de hojas, que permite un juego de luz y sombras en una experiencia espacial en la que la tecnología se encuentra con la naturaleza.

Kresings Architektur trabajó codo con codo con veterinarios durante la construcción del Öhringen Petting Zoo en Alemania. El espacio, que reemplazó los recintos animales antiguos, comprende un trío de estructuras de madera de alerce diseñadas para que se asemejen a los hábitats naturales de las alpacas, los burros, los pájaros y los canguros (entre treinta especies más). Los edificios se ajustan al nivel visual de los niños para atraer todavía más a los visitantes más jóvenes.

Arquitectura de animales. Pabellón Mariposa en la Isla de Al Noor
The Butterfly Pavilion on Al Noor Island, UAE

La Savannah House, en el Zoo de Róterdam, de LAM architects, es el primer edificio diseñado para animales siguiendo el principio «de la cuna, a la cuna», que tiene como objetivo la sostenibilidad en todo el ciclo de vida. El alojamiento circular de las jirafas está basado en el corral africano, lo que les permite entrar y salir cuando les plazca. En los días más fríos, las jirafas buscan calor en los «muros calefactores», unos elementos de acero que contienen en su interior calefacción con poco gasto energético.

La arquitectura llamativa y potente ha sido el sello distintivo de los zoos desde la época victoriana. Lo que hace que estos nuevos zoos, pensados desde el punto de vista arquitectónico, sean diferentes de los de entonces es que obedecen a una nueva ciencia que promueve los zoos inmersivos; es decir, un lugar donde los animales, y no tanto los humanos, son lo más importante o, como mínimo, lo son por igual.

La oficina de Norman Foster realizó una amplia investigación sobre los patrones sociales de los elefantes, para poder definir los elementos de diseño que necesitaba la Casa de los Elefantes. Por ejemplo, la tendencia de los elefantes machos de separarse de la manada sugirió una planta organizada en dos recintos separados, cubiertos con una cúpula de vidrio, mientras que el recinto principal permite que las vacas y los terneros se reúnan y duerman juntos, tal como harían en su hábitat natural.

Zoológico de animales acariciables en Öhringen
Zoológico de animales acariciables en Öhringen. Imagen de Roman Mensing

Pero cualquier buen diseñador de zoos sería el primero en admitir que existe un defecto inherente incluso en el zoo mejor diseñado. «Todos los zoos están basados en la cautividad, independientemente de lo bien hechos que estén», dice Jon Coe, cofundador de la firma de paisajismo y diseño de zoos CLR Design, conocida por cambiar el paradigma de los zoos, hasta hace poco basados en experiencias pasivas en dos dimensiones, hacia unos ambientes de visita inmersivos.

Coe trabaja ahora en Australia, donde está diseñando zoos de próxima generación en todo el país, además de trabajar en proyectos en Afganistán, China, India y México. «La libertad es siempre relativa y nunca absoluta en un sentido significativo», comenta. «En muchas de mis presentaciones respondo a esta cuestión reivindicando que el organismo que tiene más variedad para decidir y control sobre su entorno es el que tiene más libertad. Así que la pregunta que los diseñadores de zoos deberíamos preguntarnos es: ¿de qué manera podemos dar a los animales de zoo más elección, control y autonomía?».

Jirafas dentro de la Casa Savannah de LAM Architects. Arquitectura de animales
Jirafas dentro de la Casa Savannah de LAM architects.

Coe piensa que los zoos inmersivos están evolucionando hacia lo que él llama «paradigma del no-zoo». Las antiguas jaulas han sido reemplazadas por cuevas abiertas, sin barrotes, que a su vez han sido reemplazadas por instalaciones inmersivas con barreras escondidas. Estos «no-zoos» alteran totalmente el concepto tradicional de un zoo, pues invitan a los visitantes a conocer los hábitats naturales, sin jaulas, donde los animales pueden interactuar con el entorno.

Otros zoos del futuro se centran en la «rotación animal», creando unas redes, algo natural entre animales, de pistas elevadas que les permite pasear por el zoo a través de una variedad de recintos, para su beneficio y para el entusiasmo de los visitantes. La idea ha sido desarrollada por Coe junto con CLR. El mejor ejemplo es Zoo360, en Filadelfia, donde los animales circulan por sistemas seguros de caminos cerrados diseñados para proporcionar a los visitantes una experiencia más cercana con los animales, y para dar a los animales más dignidad, libertad y autodeterminación. «¿Por qué debería un animal pasar el resto de su vida en un lugar y otro animal en otro?» se pregunta Coe. «Como a la gente, a los animales les gusta dormir en un lugar, jugar en otro y cambiar de escenario».

Pero los zoos inmersivos solo son parte de una idea más general y difícil de medir. Esto se debe a la gran cantidad de zoos no registrados en todo el mundo, ya que los zoos de las economías en rápido desarrollo superarán en poco tiempo a los del mundo occidental. «El futuro de los zoos está en Asia central y oriental», añade Coe, que trabaja de forma voluntaria en países en vías de desarrollo, «especialmente en China, por el aumento de la población rica. Parece que están construyendo parques, museos y zoos a un ritmo impresionante. El futuro de los zoos en América del Norte es muy predecible, pero en Pakistán, China y Chile, no tanto».

*Imagen principal: Savannah House, LAM Architects. © Martin Dijkstra

Suscríbete a la newsletter