La naturalidad de la arquitectura

Entre la tradición y la tecnología contemporánea

Article image

En esta entrevista, el arquitecto Han Tümertekin nos habla del proceso de diseño y construcción de una fábrica de aceite de oliva orgánico situada en la ciudad de Bademli, en Turquía, en un emplazamiento con vistas al mar Egeo.

¿Cómo decidisteis el emplazamiento de este proyecto?

El objetivo principal de los clientes era producir aceite de oliva sin intervención mecánica alguna. Por lo tanto, el bombeo o cualquier tipo de maquinaria quedaban descartados; solamente podíamos utilizar la gravedad como herramienta. Esta decisión supuso que el emplazamiento de la fábrica se convirtiera en un elemento crucial. Pasé un día entero caminando por la zona buscando el mejor lugar, lo cual resultó ser agotador pero muy inspirador. Mi intención era encontrar un lugar donde pudiéramos situar todo el proceso de producción. Donde fuera posible suministrar fácilmente las aceitunas y donde la gravedad ayudara a producir el aceite y a recogerlo del nivel inferior donde se realizaría el embotellado y etiquetado.

¿Podrías hablarnos algo más sobre la especial relación que mantienes con los clientes?

Con anterioridad había diseñado una casa para los mismos clientes en Alaçatı, en Estambul, y también en el lugar donde se acabó construyendo la fábrica, por lo que nos conocemos desde hace mucho tiempo y yo estaba muy familiarizado con sus ideas. En cuanto al proyecto, además de diseñar el área de producción, el dossier incluía una zona pública para la tienda y otra privada para situar la casa de invitados y nuestra intención era crear un plano del lugar que generara una transición gradual entre estos dos espacios. Todo el proyecto está organizado alrededor de una serie de espacios abiertos y semiabiertos protegidos por una gran cubierta de cobre que proporciona sombra y control ambiental, y que se convierte en el elemento más importante del proyecto.

Bocetos para la construcción de la fábrica.
Bocetos conceptuales realizados por el arquitecto Han Tümertekin. Imagen cortesía Mimarlar ve Han Tümertekin.

¿Cómo gestionaste la aparente contradicción de diseñar una fábrica y conservar el paisaje?

Como arquitectos, independientemente de dónde trabajemos, siempre tenemos la obsesión de anclar el edificio en un lugar específico. Este caso no fue una excepción, por lo que intentamos comprender y analizar el emplazamiento para decidir y escoger nuestras prioridades de diseño. Para cumplir con las decisiones que tomamos, decidimos realizar una intervención mínima en el lugar donde situaríamos la fábrica.

El concepto del diseño y la estrategia estaban basados en cómo incorporar un edificio industrial al paisaje en vez de imponerlo. Es decir, cómo podríamos construir un edificio sin alterar o dañar la vegetación existente y los olivos. Además, debíamos tener en cuenta que el aceite de oliva, una vez envasado, tenía que ser transportado desde el edificio en camiones, por lo que el diseño de esa zona era crucial para poder garantizar un acceso conveniente. Asimilar la topografía fue un paso importante para lograr esto sin alterar el paisaje.

Conservar la vegetación durante la construcción fue esencial.
La conservación de la vegetación y de la topografía era un requisito esencial. Imagen © Cemal Emden

Una vez determinado el emplazamiento, comenzamos a pensar en los materiales y los métodos de construcción. Escogimos acero galvanizado, hormigón visto y piedra natural, ya que todos ellos contribuyen al bajo mantenimiento del edificio. Decidimos que utilizaríamos obreros de la construcción locales y aprovecharíamos para trabajar con ellos en la mejora de sus técnicas y conocimientos de construcción. La estructura de acero se fabricó en Estambul y se transportó a Bademli, donde una empresa local la rellenó con piedra.

Con la construcción de la fábrica, se cerró el círculo del proyecto. Comenzó con la petición de los clientes de conservar la producción de aceite de oliva en su forma más tradicional y saludable y a la vez preservar el lugar y los propios olivos. En este sentido, tanto el sistema de producción como el de construcción se unen en la intersección de tradición y tecnología contemporánea.

 

Esta entrevista fue llevado a cabo por Diane Gray en colaboración con Selin Uysal.

 

Imagen principal: El lugar donde se ubica la fábrica de aceite de oliva tiene vistas al mar Egeo. Imagen © Cemal Emden

 

Suscríbete a la newsletter