Frontera libre (Fronteira Livre) – Placemaking urbano en São Paulo

Cuando los arquitectos participan en proyectos involucrando a la población local, proporcionando a la gente un medio de expresión, y se exponen las conclusiones en espacios públicos, el resultado puede ser extraordinariamente revelador.

Article image

Frontera libre fue un destacado proyecto colaborativo celebrado en el marco de la XI Bienal de Arquitectura de São Paulo en otoño de 2017. Dirigido por Alex Furunes, arquitecto noruego establecido en Hanoi, y Maria Cau Levy, arquitecta y miembro del colectivo brasileño Goma Oficina Platform Colaborativacon sede en São Paulo, el proyecto demostró cómo las prácticas participativas en la creación de espacios urbanos pueden reunir a muy variados grupos de personas.

Al analizar la expresión creativa a través de un sentimiento de unidad, se puede superar la sensación de aislamiento de modo que los participantes pueden sentirse más capacitados para lidiar con la vida urbana. Adquieren nuevas habilidades creativas y técnicas que pueden usarse de forma positiva y constructiva a una escala más pequeña en otros contextos futuros: por ejemplo, en sus propios espacios habitacionales, centros comunitarios o lugares de ocio.

Frontera libre, proyecto de creación de espacio urbano en São Paulo
«Have courage to walk» (Fotografía de Alexander Eriksson Furunes)

El proyecto involucró a un grupo de inmigrantes que viven en la ciudad, ocho miembros del Centro de Apoyo Migratorio CAMI, el Metro de São Paulo y la Escuela de Arquitectura FAU-Mackenzie DAFAM, quienes realizaron una película sobre el proyecto. El objetivo de la Bienal de Arquitectura de São Paulo 2017 comisariada por el arquitecto brasileño Marcos Rosa, cuyo lema era «Em Projeto» (En proyecto), era investigar los procesos de «hacer» la ciudad. Frontera libre cumplió a la perfección con el objetivo de una edición que tuvo lugar en espacios públicos urbanos. Su intención era dar voz a las personas a través de una plataforma cultural establecida. La Bienal de Arquitectura de São Paulo se fundó en 1973 y es uno de los eventos más importantes que promueve la innovación en arquitectura en América Latina.

Seis carteles estampados, cada uno de ellos con un eslogan diferente, se colocaron en diferentes estaciones de metro de la línea roja de la red de São Paulo, una de las más nuevas y modernas del mundo. Los organizadores seleccionaron este espacio urbano: las estaciones de la línea más concurridas del sistema, que llega a transportar 4,7 millones de pasajeros por día, entre los cuales se cuentan un número elevado de inmigrantes. «Nosotros aportamos el marco temático, pero las historias y el diseño del patrón y los símbolos fueron cosa de los propios inmigrantes», explica Furunes. «También realizaron los carteles, cada uno de ellos con su propio patrón impreso, con cuatro líneas, palabras y un símbolo. Crearon bonitos patrones – tenían una idea muy clara de cómo debían ser los símbolos.» 

Video Frontera Libre. 11 Bienal de Arquitectura de São Paulo

«Fronteras» fue el tema principal del proyecto Fronteira Livre. El número de inmigrantes en Brasil se ha incrementado alrededor del 160% durante la última década. Con cerca de 9,8 millones de habitantes, São Paulo, la ciudad más grande de Brasil, es un imán natural para los inmigrantes. Como es de suponer, crear una nueva vida en esta ciudad es muy duro. «Tenemos que reorganizarnos. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? Cada uno de nosotros tiene su propia historia, pero es la historia de todos nosotros la que predomina», afirmó uno de los participantes.

El grupo, proveniente de Bolivia, Perú, Angola, Haití y El Congo, había logrado cruzar la frontera con Brasil, pero una vez dentro del país se enfrentaba a otras fronteras invisibles: culturales, sociales y económicas. Antes de diseñar los carteles, cada persona compartió sus historias personales a partir de su llegada a Brasil. Inevitablemente, se oyeron muchas experiencias negativas, aunque «después de haber pasado por lo que hemos pasado, solo podemos reírnos» dijo uno.

Cada una de las estaciones del espacio urbano del metro seleccionadas para el proyecto tenía su propio eslogan. En la estación República la frase era «Deja el miedo a un lado» ya que, tal como explicó la participante Claudine, «aquí puedes encontrar gente de todo tipo y puedes asustarte». En el área espacio urbano alrededor de la estación Itakera, donde la población vive en una situación especialmente vulnerable, el cartel animaba a los inmigrantes a soñar, mientras que en Tatuapé versaba sobre la importancia de tener la fuerza para continuar.

Las pancartas fueron aprobadas por el Metro de São Paulo que regularmente exhibe obras de arte dentro de las estaciones. Se parecían a otras señalizaciones de las estaciones pero, al ser tan coloridas y prominentes, inmediatamente llamaban la atención. Los signos en los carteles simbolizaban la fuerza representada como una bola de nieve, una balanza de la justicia, un megáfono y un ojo abierto.

Goma Oficina ha trabajado previamente con inmigrantes y CAMI cuenta con una sólida trayectoria proporcionando orientación valiosa a los inmigrantes. Sin embargo, animar a los inmigrantes a contar sus historias colectivas a través de frases y símbolos fue el primer proyecto en un espacio urbano de este tipo, y demostró cómo el diseño participativo y el diálogo pueden fortalecer un sentido de ciudadanía urbana.

Cartel del proyecto Frontera libre en el espacio urbano del metro de Bras en São Paulo (Fotografía de Alexander Eriksson Furunes)
Cartel del proyecto Frontera libre en el espacio urbano del metro de Bras en São Paulo (fotografía de Alexander Eriksson Furunes)
Imagen destacada: Frontera Libre, proyecto de creación de espacio urbano en São Paulo © Lauro Rocha

Suscríbete a la newsletter